Kepler descubre los planetas más pequeños que hasta ahora se han encontrado dentro de la "zona habitable"

15 05 2013

5 de mayo de 2013: La misión Kepler, de la NASA, ha descubierto dos nuevos sistemas planetarios que incluyen tres planetas de tamaño "super Tierra" dentro de la "zona habitable", el rango de distancia medido desde una estrella, y dentro del cual la temperatura de un planeta en órbita podría permitir la existencia de agua en estado líquido.

Los dos sistemas planetarios son Kepler-62 y Kepler-69. El sistema Kepler-62 posee cinco planetas; 62b, 62c, 62d, 62e y 62f. El sistema Kepler-69 posee dos planetas; 69b y 69c. Kepler-62e, 62f y 69c son las tres "super Tierras" que están ubicadas dentro de la "zona habitable".

"El descubrimiento de estos planetas rocosos dentro de la zona habitable representa un paso adelante en el propósito de encontrar un lugar como nuestro hogar", comenta John Grunsfeld, quien es el administrador asociado del Directorio de Misiones Científicas, en las oficinas centrales de la NASA. "Solo es cuestión de tiempo antes de que sepamos si nuestra galaxia es el hogar de una multitud de planetas como la Tierra, o si somos una rareza".

Habitable Zone (62splash)

El diagrama compara los planetas internos de nuestro sistema solar con aquellos de Kepler-62, un sistema planetario de cinco planetas que se encuentra a una distancia de 1200 años luz de la Tierra.

Los planetas del sistema Kepler-62 orbitan alrededor de una estrella clasificada como enana tipo K2, con dimensiones de dos tercios el tamaño de nuestro Sol y tan solo un quinto de su brillo. Con una edad de siete mil millones de años, la estrella es algo más vieja que el Sol y se encuentra ubicada a una distancia aproximada de 1200 años luz de la Tierra, en la constelación de Lira (Lyra).

Por su parte, Kepler-62f solo es un 40 por ciento más grande que la Tierra, lo que lo convierte, respecto de sus dimensiones, en el exoplaneta más parecido a nuestro planeta que se ha encontrado (hasta el momento), dentro de la "zona habitable" de otra estrella. En cuanto a su composición, Kepler-62f muy probablemente es del tipo rocoso. Por otro lado, Kepler-62e orbita en el límite interno de la zona habitable y es aproximadamente un 60 por ciento más grande que la Tierra.

Tornado Surprise (signup)

Los planetas del sistema Kepler-69 orbitan una estrella de la misma categoría que nuestro Sol, conocida como tipo G. Dicha estrella posee el 93 por ciento de las dimensiones de nuestro astro, con un 80 por ciento de su luminosidad, y se encuentra localizada a aproximadamente a 2700 años luz de la Tierra, en la constelación del Cisne (Cygnus).

Kepler-69c es un 70 por ciento más grande que la Tierra. Los astrónomos no están seguros de su composición, pero su órbita de 242 días alrededor de una estrella similar a la nuestra se parece a la de nuestro planeta vecino, Venus.

"Conocemos una sola estrella que posee un planeta con vida, el Sol. Hallar un planeta dentro de la zona habitable de una estrella similar a nuestro Sol representa un avance significativo para encontrar planetas verdaderamente similares a la Tierra", comenta Thomas Barclay, un científico de la misión Kepler, en el Instituto para Investigaciones Ambientales del Área de la Bahía, y autor principal del artículo sobre el descubrimiento del sistema Kepler-69, publicado en la revista de astrofísica denominada Astrophysical Journal, en idioma inglés.

Habitable Zone (69splash)

El diagrama compara los planetas internos de nuestro sistema solar con aquellos de Kepler-69, un sistema planetario de dos planetas que se encuentra a una distancia aproximada de 2700 años luz de la Tierra.

"Kepler ha traído consigo un resurgimiento de los descubrimientos astronómicos, de modo que nos encontramos realizando avances importantes que llevarán a determinar si planetas como el nuestro representan una excepción a la regla", comenta William Borucki, quien es un investigador principal del área científica de la misión Kepler, en el Centro de Investigaciones Ames, de la NASA, y autor principal del artículo sobre el sistema Kepler-62, publicado en la revista Science.

Los científicos desconocen si puede existir vida en los recién descubiertos planetas; sin embargo, su descubrimiento indica que estamos un paso más cerca de encontrar un mundo similar a la Tierra, alrededor de una estrella como nuestro Sol.

Grunsfeld comenta: "La sonda Kepler ciertamente se ha convertido en una super estrella de la ciencia".

Para obtener más información acerca de la misión Kepler, así como imágenes digitales, visite:http://www.nasa.gov/kepler.

Créditos y Contactos

Funcionaria Responsable de NASA: Ruth Netting
Editor de Producción: Dr. Tony Phillips
Traducción al Español: Rodrigo Gamboa Goñi
Editora en Español: Angela Atadía de Borghetti
Formato: Rodrigo Gamboa Goñi

Más información

El telescopio espacial Kepler, que continua y simultáneamente mide el brillo de más de 150.000 estrellas, es la primera misión de la NASA capaz de detectar planetas del tamaño de la Tierra que giran alrededor de otras estrellas como el Sol. Cuando un candidato a planeta transita, o pasa por delante de su estrella (desde la línea de visión de la sonda), bloquea un porcentaje de la luminosidad de la estrella. La disminución del brillo que se produce como resultado revela el tamaño del planeta en tránsito respecto de su estrella. Usando el método del tránsito, Kepler ha detectado 2740 candidatos. Por medio de varias técnicas de análisis, telescopios terrestres y otras consideraciones vinculadas con el espacio, se han confirmado 122 planetas.

En el comienzo de la misión, el telescopio Kepler encontró gigantes gaseosos en órbitas muy cercanas a sus estrellas. Se los conoce como “Júpiters calientes” y son los más sencillos de detectar, debido a sus tamaños y a sus muy cortos períodos orbitales. A la Tierra le tomaría tres años completar los tres tránsitos que se requieren para ser considerada como candidata a planeta. Es de esperar que, mientras Kepler continúe operando, señales de tránsito de planetas del tamaño de la Tierra, que orbiten dentro de la zona habitable de estrellas como el Sol, comiencen a emerger.

El Centro de Investigaciones Ames, de la NASA, está encargado del desarrollo de los equipos terrestres, así como de las operaciones de la misión y el análisis científico de los datos. El Laboratorio de Propulsión a Chorro (Jet Propulsion Laboratory o JPL, por su sigla en idioma inglés), de la NASA, ubicado en Pasadena, California, se encargó del desarrollo de la misión Kepler.

La firma Ball Aerospace and Technologies, en Boulder, Colorado, desarrolló los sistemas de vuelo de Kepler y brinda apoyo para las operaciones de la misión en conjunto con el Laboratorio de Física Espacial y Atmosférica de la Universidad de Colorado, en Boulder.

El Instituto de Ciencia del Telescopio Espacial, en Baltimore, archiva, aloja y distribuye los datos científicos proporcionados por Kepler. La misión Kepler es la décima de la NASA dentro del Programa Discovery (Descubrimiento, en idioma español), y es patrocinada por el Directorio de Misiones Científicas de la NASA, en la base de operaciones de la agencia.

National Aeronautics and Space AdministrationFuncionaria responsable de la NASA: Ruth Netting
Editor de Producción: Dr. Tony Phillips
¡Envíenos sus comentarios!
Última actualización: 5 de mayo de 2013

Ciencias espacialesAstronomíaCiencias de la tierraCiencias físicasMás allá de la coheteríaScience@NASA – Portal en idioma inglés

Anuncios




Los planetas se alinean en el cielo del atardecer

15 05 2013

10 de mayo de 2013: El atardecer es un momento especial del día. Las nubes, bajas, resplandecen con colores rojo y naranja a medida que el cielo, atrás, se torna azul cobalto. Aparecen las primeras estrellas en el domo celestial sobre nuestras cabezas y los observadores del cielo aficionados piden deseos desde el patio trasero.

El atardecer del 26 de mayo será más que especial. Ese día, Venus, Júpiter y Mercurio se reunirán hacia el final del ocaso para formar un brillante triángulo que medirá apenas tres grados de diámetro.

Sunset Triangle (splash)

Un nuevo video de ScienceCast presenta las próximas atracciones que se podrán observar en el cielo del atardecer. [Reproducir el video (en idioma inglés)]

Las conjunciones triples de planetas son bastante raras. La última vez que se produjo una fue en mayo de 2011 y esto no volverá a suceder hasta octubre de 2015. Este triángulo es especialmente interesante porque involucra a los tres planetas más brillantes en el cielo nocturno de mayo: primero, Venus; segundo, Júpiter y tercero, Mercurio. El triángulo será visible incluso en sitios urbanos con gran contaminación lumínica.

Tornado Surprise (signup)

El mejor momento para observar es alrededor de 30 a 60 minutos después del atardecer. Los tres planetas estarán abrazando el horizonte, de modo que es esencial tener una vista nítida del cielo occidental.

Deje que Venus sea su guía. Aparecerá en el crepúsculo mucho antes que los otros dos planetas. En cuanto ubique a Venus, observe en esa dirección utilizando binoculares. Si sus binoculares son comunes, los tres planetas se verán simultáneamente en el ocular. A medida que el atardecer se vaya desvaneciendo, deje los binoculares; finalmente el triángulo se hará visible a simple vista.

Sin embargo, usted no tendrá que esperar hasta el 26 de mayo para disfrutar del espectáculo. Los planetas comenzarán a reunirse algunas semanas antes. Los días de especial interés son los que se mencionan a continuación:

Sunset Triangle (compare, 200px)

Los tres planetas a escala [Reproducir el video (en idioma inglés)]

Desde el 11 hasta el 13 de mayo, cuando la Luna, Venus y Júpiter formen una larga recta diagonal que se proyectará hacia arriba desde el atardecer;

el 23 de mayo, cuando Júpiter y Venus converjan a menos de 5 grados de distancia; esto es lo suficientemente cerca como para verlos con binoculares;

el 24 de mayo, cuando Mercurio pase a menos de 2 grados de Venus, dando así forma al triángulo que alcanzará su máximo grado de compactibilidad dos noches después, el 26 de mayo.

El triángulo comenzará a dispersarse el 27 de mayo, pero incluso entonces el espectáculo no terminará. El 28 de mayo, Venus pasará a un grado de distancia de Júpiter formando de este modo un par verdaderamente espectacular.

Desde el inicio hasta el final del evento, los tres planetas, que se podrán ver a simple vista, estarán lo suficientemente cerca como para poder mirarlos usando el campo de los binoculares comunes, desde el 23 de mayo hasta principios de junio. La noche del 26 de mayo será la mejor de muchas noches muy buenas para la observación.

Vaya afuera, mire hacia el Oeste y observe los planetas. Es una maravillosa manera de finalizar el día.

Créditos y Contactos

Funcionaria Responsable de NASA: Ruth Netting
Editor de Producción: Dr. Tony Phillips
Traducción al Español: Angela Atadía de Borghetti
Editora en Español: Angela Atadía de Borghetti
Formato: Angela Atadía de Borghetti

National Aeronautics and Space AdministrationFuncionaria responsable de la NASA: Ruth Netting
Editor de Producción: Dr. Tony Phillips
¡Envíenos sus comentarios!
Última actualización: 13 de mayo de 2013

Ciencias espacialesAstronomíaCiencias de la tierraCiencias físicasMás allá de la coheteríaScience@NASA – Portal en idioma inglés





Cassini capta imágenes de meteoros que impactan contra los anillos de Saturno

15 05 2013

13 de mayo de 2013: La nave espacial Cassini, de la NASA, ha proporcionado la primera evidencia directa de pequeños meteoroides que impactan contra los anillos de Saturno y que se descomponen formando estelas de escombros.

Estas observaciones hacen de los anillos de Saturno el único lugar, además de la Tierra, la Luna y Júpiter, donde los astrónomos han podido observar impactos mientras ocurren. Los meteoroides que detectó Cassini son de tamaños variados (van desde media pulgada hasta varias yardas o desde 1 centímetro hasta varios metros). A los científicos que examinan las imágenes proporcionadas por la sonda les llevó años distinguir los rastros que dejaron nueve meteoroides en 2005, 2009 y 2012. Los detalles de las observaciones se publicaron en un artículo de la edición del jueves 25 de abril de la revista Science (Ciencia, en idioma español).

Saturnids (splash)

Cinco imágenes de los anillos de Saturno, tomadas por la nave espacial Cassini, de la NASA, entre 2009 y 2012, muestran nubes de material eyectado de los impactos de pequeños objetos contra los anillos. Crédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute (Instituto de Ciencia Espacial)/Cornell

El sistema solar está repleto de pequeños y veloces objetos, como el polvo de los cometas y los trozos de asteroides. Estos objetos con frecuencia golpean contra los cuerpos planetarios.

"Los nuevos resultados implican que las tasas de impacto actuales correspondientes a pequeñas partículas en Saturno son casi las mismas que las de la Tierra (dos "vecindarios" muy diferentes en nuestro sistema solar) y esto es emocionante de ver", dijo Linda Spilker, la científica del proyecto Cassini en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (Jet Propulsion Laboratory o JPL, por su sigla en idioma inglés), de la NASA, en Pasadena, California. "Para abordar este tema, fue necesario que los anillos de Saturno actuaran como un detector gigante de meteoroides (100 veces el área de la superficie de la Tierra) y que Cassini llevara a cabo un viaje largo por el sistema de Saturno".

Tornado Surprise (signup)

El equinoccio de Saturno, que se produjo en el verano (boreal) de 2009, fue un momento especialmente bueno para ver los escombros que dejaron los impactos de meteoroides. El ángulo solar, muy superficial, sobre los anillos hizo que las nubes de escombros se vieran brillantes, respecto de los oscurecidos anillos, en las imágenes tomadas del subsistema científico de imágenes de la sonda Cassini.

"Sabíamos que estos pequeños impactos ocurrían constantemente, pero no sabíamos cuán grandes o cuán frecuentes podían ser", dijo Matt Tiscareno, el autor principal del artículo. Tiscareno también participó en la misión Cassini desde la Universidad Cornell, en Ithaca, Nueva York. "La luz solar que brillaba en los bordes de los anillos, en el equinoccio de Saturno, actuó como un dispositivo anti-bloqueante; de modo que estos rasgos que generalmente son invisibles se tornaron fáciles de ver".

Tiscareno y sus colegas ahora creen que los meteoroides de este tamaño se desintegran en un primer encuentro con los anillos, creando de este modo trozos más pequeños y menos veloces que luego ingresan en órbita alrededor de Saturno. Los impactos de estos meteoroides secundarios contra los anillos crean nubes de escombros. Las pequeñas partículas que forman estas nubes tienen un rango de velocidades orbitales alrededor de Saturno. Como resultado, rápidamente son jaladas en forma de extendidos rayos brillantes y diagonales como los que observó Cassini.

Saturnids (shear, 200px)

Esta ilustración muestra los cortes de una nube de polvo inicialmente circular como resultado de las partículas que, en la nube, tienen diferentes velocidades orbitales alrededor de Saturno. Crédito de la imagen: NASA/Cornell

El hallazgo podría echar luz sobre una pregunta que data de largo tiempo: ¿Cuántos años tienen los anillos de Saturno?

"Los anillos de Saturno están inusualmente brillantes, lo que lleva a sugerir que los anillos son, en verdad, mucho más jóvenes que Saturno", dijo Jeff Cuzzi, quien es uno de los coautores del artículo y también científico interdisciplinario de la misión Cassini. Cuzzi se especializa en anillos y polvo planetarios, en el Centro de Investigaciones Ames (Ames Research Center, en idioma inglés), de la NASA, en Moffett Field, California.

Algunos cálculos incluso han afirmado que la formación de los anillos de Saturno se produjo durante la era de los dinosaurios en la Tierra. Eso significaría que los anillos son muy jóvenes en comparación con Saturno.

"Para poder evaluar esta dramática aseveración, debemos saber más sobre la velocidad con la cual el material externo está bombardeando los anillos", expresa Cuzzi. "Este análisis, más reciente, ayuda a completar esa historia con la detección de elementos de impacto del tamaño que previamente no podíamos detectar de manera directa".

Para obtener más información acerca de la sonda Cassini y su misión, visite: http://www.nasa.gov/cassiniy http://saturn.jpl.nasa.gov.

Créditos y Contactos

Funcionaria Responsable de NASA: Ruth Netting
Editor de Producción: Dr. Tony Phillips
Traducción al Español: Ángela Atadía de Borghetti
Editora en Español: Angela Atadía de Borghetti
Formato: Ángela Atadía de Borghetti

Más información

Cassini  — Página oficial de la misión (en inglés)

La misión Cassini-Huygens es un proyecto de cooperación de la NASA, la Agencia Espacial Europea y la Agencia Espacial Italiana. El JPL es la división del Instituto de Tecnología de California, ubicado en Pasadena, que maneja la misión Cassini-Huygens para la dirección de misiones científicas de la NASA, en Washington. El orbitador Cassini y sus dos cámaras colocadas a bordo fueron diseñadas, desarrolladas y ensambladas en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL, por su sigla en idioma inglés). El equipo de imágenes está formado por científicos de Estados Unidos, del Reino Unido, de Francia y de Alemania. El centro de operaciones de imágenes está ubicado en el Instituto de Ciencias del Espacio, en Boulder, Colorado.

National Aeronautics and Space AdministrationFuncionaria responsable de la NASA: Ruth Netting
Editor de Producción: Dr. Tony Phillips
¡Envíenos sus comentarios!
Última actualización: 14 de mayo de 2013

Ciencias espacialesAstronomíaCiencias de la tierraCiencias físicasMás allá de la coheteríaScience@NASA – Portal en idioma inglés





No se pierda el esplendor y el brillo de Saturno

15 05 2013

25 de abril de 2013: El sistema solar es un bello lugar lleno de maravillas que las sondas espaciales de la NASA apenas están comenzando a descubrir. Sin embargo, la gente tiende a ser indiferente al respecto. Cada año, Hubble, Cassini, MESSENGER (MErcury Surface, Space ENvironment, GEochemistry and Ranging, en idioma inglés o Superficie, Ambiente espacial, Geoquímica y Cálculo de la Distancia de Mercurio, en idioma español) y otras naves espaciales envían gigabytes de imágenes que nos dejan con la boca abierta. Al cabo de un rato, nos quedamos sin suspiros.

Bueno, quizás nos quede alguno más. Inhale profundamente, porque a finales de abril, Saturno desplegará un espectáculo que lo dejará sin aliento.

Saturn Opposition (splash)

Un nuevo video de ScienceCast (en idioma inglés) explora el encuentro cercano de este mes con Saturno. ¡Reprodúzcalo!

No es necesario verlo desde una nave espacial. Simplemente coloque un telescopio en el patio de su casa (incluso puede usar uno comprado en una pequeña tienda) y dirija la óptica hacia la constelación de Virgo. Saturno estará allí, no muy lejos de la brillante estrella Espiga (Spica).

El 28 de abril, Saturno hará su máximo acercamiento a la Tierra. Parecerá más grande y más brillante que en cualquier otro momento del año 2013. Los astrónomos llaman a este evento una “oposición” porque Saturno estará en la ubicación opuesta al Sol en el cielo de la Tierra. El planeta dorado saldrá a la puesta del Sol, subirá casi por encima de nuestras cabezas a la medianoche y se quedará allí arriba toda la noche.

Tornado Surprise (signup)

Quienes observan a Saturno por primera vez a través del ocular de un telescopio con frecuencia se quedan sin aliento. Se lo ve como si fuera desde el telescopio Hubble, pero la experiencia es mucho más personal. Usted ve a Saturno con sus propios ojos, una maravilla celestial que parece salir directamente de las páginas de una revista de astronomía. La vista de esa esfera nubosa suspendida en el medio de los anillos de hielo, crujientes y delgados, es casi irreal.

A simple vista, Saturno en oposición es casi dos veces más brillante que una estrella de primera magnitud. Esto hace que sea relativamente fácil de encontrarlo. Los novatos deberían comenzar la observación el 25 y 26 de abril, cuando la Luna llena pase por Saturno apenas a unos grados de distancia. Para esa única noche, la Luna hará las veces de faro, guiando así a los observadores directamente hacia el planeta de los anillos. Una vez que sepa dónde está Saturno, podrá volver a hallarlo las noches posteriores.

Vuelva a observar el 28 de abril. Es allí cuando Saturno estará ubicado más cerca de la Tierra (a aproximadamente 1.300 millones de kilómetros de distancia). Si hubiera nubes, no se preocupe; hay muchas más oportunidades para la observación. Saturno seguirá siendo una joya dorada en el cielo de la medianoche durante las próximas semanas.

Mientras tanto, la sonda Cassini, de la NASA, vuela en círculos alrededor de Saturno, explorando el planeta y su ambiente muy de cerca. Desde que llegó al sistema de Saturno, en el año 2004, Cassini ha encontrado una luna con “rayas de tigre” que contiene géiseres de agua salada; una tormenta eléctrica lo suficientemente grande como para tragar a la Tierra; lagos de metano y lluvia en Titán; estructuras con forma de trenza, rayos y otras pequeñas y extrañas ondas en los anillos de Saturno; un sistema hexagonal de nubes que rodean el polo norte de dicho planeta, un satélite que parece una esponja y mucho más.

Saturno ha llegado. ¡Deje la indiferencia para otro planeta!

Créditos y Contactos

Funcionaria Responsable de NASA: Ruth Netting
Editor de Producción: Dr. Tony Phillips
Traducción al Español: Angela Atadía de Borghetti
Editora en Español: Angela Atadía de Borghetti
Formato: Angela Atadía de Borghetti

National Aeronautics and Space AdministrationFuncionaria responsable de la NASA: Ruth Netting
Editor de Producción: Dr. Tony Phillips
¡Envíenos sus comentarios!
Última actualización: 25 de abril de 2013

Ciencias espacialesAstronomíaCiencias de la tierraCiencias físicasMás allá de la coheteríaScience@NASA – Portal en idioma inglés